HREA -> Página Principal
Centro de Aprendizaje Centro de Recursos
Sobre HREA  |  Publicaciones  |  Calendario  

Guías de Estudio > El derecho a la vida

Introducción
Derechos en juego
Instrumentos regionales e internacionales para la protección y promoción
Organismos nacionales de servicio y protección
Materiales para la defensa, la educación y la capacitación
Otros recursos


Introducción

Desde hace siglos, el acto de quitar la vida ha sido fuertemente condenado por la mayoría de las religiones y filosofías. Las leyes internacionales de derechos humanos han buscado en cambio, el hacer respetar estos derechos inviolables a través de varios tratados. La vida de un individuo está claramente protegida y el Estado no puede quitársela arbitrariamente.

El derecho a la vida, sin embargo, no es tan inviolable como podría parecer a simple vista. Hay cierto número de situaciones en las que es posible que los Estados puedan quitarle la vida a individuos, sin que las leyes internacionales de derechos humanos puedan objetar. La utilización de la pena de muerte es un ejemplo. Las leyes de los derechos humanos no prohíben el uso de la pena de muerte como castigo por un crimen, pero promueven su abolición e intentan reducir su aplicación. La muerte es permitida en tiempos de guerra salvo en el asesinato de civiles y prisioneros de guerra. Las leyes de los derechos humanos por tanto, intentan responder a los números dilemas éticos provocados por el derecho a la vida estableciendo un rango de prohibiciones y exhortaciones.



Fuente: Centro de Informatión Sobre de la Pena de Muerte

 


[ Arriba ]



Derechos en juego

Todo ser humano tiene el derecho inherente a la vida y este derecho tiene que ser protegido por la ley. Sin embargo, este derecho no es tan sagrado o inviolable como pareciera. El principio fundamental de los derechos humanos es que nadie podrá ser privado arbitrariamente de la vida, es decir que el Estado puede hacerlo si lo prevé en las leyes y establece el procedimiento para efectuarlo. Existen muchas situaciones en las que el Estado puede quitar la vida a las personas sin infringir las leyes internacionales de los derechos humanos. En algunos casos, estas excepciones se basan en la premisa de que el uso de la violencia usada en defensa propia es justificada. Algunos ejemplos comprenden:
- la imposición de la pena de muerte;
- estableciendo que es el resultado de un proceso jurídico y que no contraviene determinadas salvaguardias impuestas por las leyes de derechos humanos (véase abajo);
- las muertes resultante de conflictos legítimos, por ejemplo guerras conforme a los estándar del derecho internacional humanitario y que no estén dirigidas a personas protegidas como civiles y prisioneros de guerra;
- algunos documentos sobre derechos humanos (la Convención Europea sobre Derechos Humanos, por ejemplo) muestran otras situaciones en que la privación de la vida no contraviene la convención. Privacion de la vida resultante del empleo de violencia cuando es absolutamente necesario: (a) para defender a cualquier persona contra una violencia ilícita; (b) para ejecutar una detención legítima para impedir la fuga de una persona legalmente detenida; (c) para reprimir una revuelta o una insurrección.

Las leyes de los derechos humanos no tocan otras áreas controvertidas relacionados con el derecho a la vida, es decir el aborto y el derecho del niño no nato y la eutanasia.

Pena de muerte
La pena de muerte, también conocida como pena capital sigue siendo legítima y practicada en varios países alrededor del mundo. Algunos países han prohibido la pena de muerte exceptuando los casos más extremos como por ejemplo los crímenes cometidos durante la guerra. Otros países aunque no han prohibido la pena de muerte, son en la práctica, abolicionistas, al no sentenciar a muerte a los delincuentes. En los inicios del activismo de los derechos humanos de Amnistía Internacional por ejemplo se abarcaba el proteger a los prisioneros políticos de ser sentenciados a muerte por sus creencias políticas.

La pena de muerte puede parecer que constituye una violación al derecho a la vida, puesto que a las leyes de derechos humanos les hace falta insistir que lo hace. Deja a los países la opción de imponer la pena de muerte pero los insta hacia la abolición y también impone ciertos límites en la manera en la cual la pena de muerte puede ser aplicada. La pena capital:

- puede ser aplicada para los crímenes más serios, seguida de una sentencia final establecida por una tribunal y mientras no sea contraria a las disposiciones de las leyes de derechos humanos como por ejemplo no ser un crimen de genocidio;
- cualquiera sentenciado a muerte tiene el derecho de buscar la amnistía o la conmutación de la sentencia;
- la pena de muerte no se puede aplicar en ninguna persona que sea menor de 18 años o en mujeres embarazadas.

Aún para los países que han acordado el abolir la pena de muerte, las leyes de derechos humanos parecen ambiguas, permitiéndoles en algunos Códigos el tener reservas manteniendo el derecho a usar la pena de muerte en tiempos de guerra por ejemplo. Al mismo tiempo, el uso de la pena de muerte está totalmente prohibido de ser utilizado por las diversas cortes criminales internacionales, como el Tribunal Criminal Internacional para la Ex-Yugoslavia, el Tribunal Criminal Internacional para Rwanda y la Corte Penal Internacional.

Situaciones de conflicto armado
El derecho internacional no prohíbe todos los tipos de violencia y guerra. El derecho a la vida en dichas situaciones no es absoluto. El derecho internacional humanitario busca imponer restricciones en la manera en que la violencia puede ser usada en tiempos de conflicto. Ciertas categorías de personas, civiles o combatientes que han dejado las armas o estén heridos, se consideran protegidos. El derecho a la vida en estas categorías es sostenido y puede ser violado por ejemplo, con bombardeos indiscriminados, o la ejecución deliberada, o negando el acceso a la comida, agua o medicinas.

Derecho de no expulsión o devolución (non-refoulement)
El derecho de las personas a no ser regresados por la fuerza a países donde sus vidas puedan estar en peligro está protegido en ciertas situaciones, este derecho también es conocido como el derecho de no-expulsión o devolución (non-refoulement). Los refugiados y quienes buscan asilo están protegidos si enfrentan dicha amenaza a causa de su raza, religión, nacionalidad, opinión política o membresía a un grupo social.

Derecho a la supervivencia
Cuando hablamos de niños, el derecho a la vida con frecuencia significa el derecho a la supervivencia. Las leyes de los derechos humanos prohíben la aplicación de la pena de muerte en niños. Sin embargo, los tratados de derechos infantiles imponen a los países la obligación de cumplir con las necesidades básicas del niño en términos de nutrición, salud, comida, refugio, etc., para permitir la supervivencia del niño.

Actores no estatales
Las violaciones al derecho a la vida pueden ser cometidas por agentes que actúan fuera del área oficial del gobierno, por ejemplo, grupos paramilitares, de defensa civil u otras fuerzas privadas. Éstos pueden operar fuera de las fuerzas militares oficiales y policíacas pero son vistos como agentes del Estado ya que con frecuencia son establecidos y supervisados por las autoridades para operar en situaciones de conflicto interno o disturbios. Por lo tanto, de la misma manera son sujetos de escrutinio sobre violaciones de derechos humanos.

Derechos de las víctimas
Las víctimas de ejecuciones arbitrarias, sumarias o extrajudiciales tienen derecho a una compensación adecuada del Estado donde la violación fue cometida. El otorgamiento de la compensación es independiente de la obligación adicional de los países a realizar investigaciones y castigar a los culpables.




[ Arriba ]



Instrumentos regionales e internacionales para la protección y promoción

Los instrumentos jurídicos internacionales toman la forma de tratados (también conocidos como acuerdos, convenios o protocolos) que obligan a los Estados contratantes. Cuando se termina de negociar, el texto de un tratado tiene el carácter de auténtico y definitivo, para lo cual los representantes de los Estados lo "firman". Existen varias formas por medio de las cuales un Estado manifiesta su consentimiento y acepta las obligaciones de un tratado. Las más comunes son la ratificación y la adhesión. Un nuevo tratado es "ratificado" por aquellos Estados que negociaron el instrumento. Un estado que no haya participado en las negociaciones puede, en una etapa posterior, "adherirse" al tratado. El tratado entra en vigor cuando un número predeterminado de Estados ratifica o adhiere al tratado.

Cuando un Estado ratifica o adhiere al tratado, dicho Estado puede realizar reservas a uno o más de los artículos del tratado, a no ser que el tratado las prohíba. Las reservas normalmente se pueden retirar en cualquier momento. En algunos países, los tratados internacionales priman sobre las leyes nacionales; mientras que en otros, se requiere de un proceso interno para dar al tratado internacional --a pesar de haber sido ratificado o adherido-- el carácter de ley nacional. Prácticamente todos los Estados que han ratificado o adherido a un tratado internacional deben expedir decretos, reformar la legislación existente o presentar nuevas leyes con el fin de que el tratado tenga efectos plenos dentro del territorio.

Los contratos obligatorios pueden ser usados para forzar a los gobiernos a cumplir las provisiones en los tratados relevantes para los derechos humanos. Los instrumentos no obligatorios, como son las declaraciones y resoluciones, pueden ser usadas en situaciones relevantes para avergonzar a los gobiernos con publicidad negativa; Los gobiernos, en consecuencia, si desean proteger su imagen internacional adaptaran eventualmente sus políticas.

A continuación se presentan los tratados internacionales, las declaraciones y compromisos que determinan los estándares para la protección del derecho a la vida:


NACIONES UNIDAS

Declaración Universal de Derechos Humanos (1948) (artículo 3)
La Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH) es una resolución de la Asamblea General de la ONU adoptada en 1948. Como resolución, no es legalmente obligatoria por sí misma a pesar de que se asume lo contrario. Sin embargo, la DUDH establece principios y valores importantes que fueron posteriormente consagrados en tratados legalmente obligatorios de la ONU. Asimismo, algunas de sus disposiciones han formado parte del derecho internacional consuetudinario. El Artículo 3 establece el derecho a la vida, la libertad y la seguridad de la persona.

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966) (artículo 6, 4)
Este tratado internacional de derechos civiles y políticos, también conocido como PIDCP, es muy específico acerca del derecho a la vida y la pena de muerte:
"1. El derecho a la vida es inherente a la persona humana. Este derecho estará protegido por la ley. Nadie podrá ser privado de la vida arbitrariamente.
2. En los países en que no hayan abolido la pena capital sólo podrá imponerse la pena de muerte por los más graves delitos y de conformidad con leyes que estén en vigor en el momento de cometerse el delito y que no sean contrarias a las disposiciones del presente Pacto ni a la Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio. Esta pena sólo podrá imponerse en cumplimiento de sentencia definitiva de un tribunal competente.
3. Cuando la privación de la vida constituya delito de genocidio se tendrá entendido que nada de lo dispuesto en este artículo excusará en modo alguno a los Estados Partes del cumplimiento de ninguna de las obligaciones asumidas en virtud de las disposiciones de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.
4. Toda persona condenada a muerte tendrá derecho a solicitar el indulto o la conmutación de la pena de muerte. La amnistía, el indulto o la conmutación de la pena capital podrán ser concedidos en todos los casos.
5. No se impondrá la pena de muerte por delitos cometidos por personas de menos de 18 años de edad, ni se la aplicará a las mujeres en estado de gravidez.
6. Ninguna disposición de este artículo podrá ser invocada por un Estado Parte en el presente Pacto para demorar o impedir la abolición de la pena capital."

El artículo 4 señala que los países no pueden derogar el artículo 6 aún en momentos de emergencia pública.

Segundo Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, destinado a abolir la pena de muerte (1989)
Este Protocolo Adicional al PIDCP exhorta a los países a tomar las medidas necesarias para abolir la pena de muerte y estipula que no se podrá hacer ninguna reserva de ley, excepto para la aplicación de la pena de muerte para crímenes graves de naturaleza militar cometidos en tiempos de guerra.

El Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias de la Comisión de Derechos Humanos fue nombrado en Marzo de 1982. Éste fue el primer nombramiento de una persona para estudiar un tipo particular de violación a los derechos humanos a nivel mundial. Posteriormente estos Relatores Especiales fueron designados a otra variedad de materias como la tortura, la violencia en contra de la mujer. La consigna del Relator es examinar situaciones donde dichas ejecuciones se hayan llevado a cabo. El mandato establece que se deberá poner especial atención a las ejecuciones sumarias de mujeres y niños, o a las violaciones relacionadas con individuos en ejercicio de su derecho a llevar a cabo manifestaciones pacíficas en defensa de los derechos humanos.

El Relator Especial recibe información de otras organizaciones e individuos acerca de violaciones. El Relator esta facultado para emitir un llamado urgente para prevenir violaciones inminentes. Denuncias específicas son llevadas por el Relator directamente al gobierno en cuestión. Problemas que hayan sido denunciados y su seguimiento, y los que algunos gobiernos hayan fallado en responder a las cuestiones llevadas por el Relator. Los Reportes Generales amplían temas de reportes persistentes de impunidad o transgresiones a las leyes internacionales de derechos humanos por la legislación nacional y son contenidos en reportes generales de los Relatores. Visitas a los países son llevadas a cabo con el propósito de obtener información de primera mano.

Los Principios de Siracusa sobre las Disposiciones de Limitación y Derogación del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1984)
Los Principios de Siracusa acordados por la Subcomisión de la ONU sobre la prevención de la discriminación y protección a las minorías en 1984 establece que ningún Estado parte derogará, aún en estado de urgencia que ponga en peligro a la nación, sus garantías básicas, incluyendo el derecho a la vida.

Salvaguardias para garantizar la protección de los derechos de los condenados a la pena de muerte (1984)
Amplía las circunstancias bajo las cuales la pena de muerte puede ser impuesta y el procedimiento que deberá seguirse.

Principios relativos a una eficaz prevención e investigación de las ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias (1989)

Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (1998) (artículo 6, 7j)
Protege el derecho a la vida donde se desaten crímenes de genocidio, crímenes de guerra y crímenes en contra de la humanidad. Bajo el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI), la matanza de personas, ya sea por asesinato directo, o por condiciones que les induzcan a su muerte, como por ejemplo, privación de la comida, agua o medicamento, se encuentran bajo la jurisdicción de la Corte si son equivalentes al: genocidio que significa aquéllos actos cometidos con la intención de destruir, en todo o en parte, a una nación, etnia, raza o grupo religioso (artículo 6); crímenes en contra de la humanidad, si dichos actos son cometidos como parte de un ataque general o sistemático dirigido en contra de cualquier población civil, con el conocimiento del ataque (artículo 7); crímenes de guerra, si éstos constituyen un grave incumplimiento a las Convenciones de Ginebra del 12 de Agosto de 1949, conocidos como actos en contra de las personas o sus propiedades y protegidas bajo las disposiciones de la Convención de Ginebra. Más aún, el estatuto de la CPI establece que la pena de muerte esta excluida como pena que la corte pudiera imponer a pesar del hecho de que tiene jurisdicción sobre crímenes graves.


Tratados de la ONU relacionados con categorías específicas de personas que también pueden ser protegidas por el derecho a la vida:

Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio (1948)
Prohíbe la matanza de los miembros de una nación, etnia, raza o grupo religioso con la intención de destruir el grupo en todo o en parte.

Las Convenciones de Ginebra de 1949 que regulan las leyes de guerra reconocen el derecho a la vida de los civiles y ciertos tipos de combatientes, aquéllos que hayan sido heridos o hayan depuesto sus armas en tiempo de guerra:

Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra (Convenio IV) (1949) (artículo 3)

Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados Internacionales (Protocolo I) (1949) (artículo 51, 57, 75, 85)


Por último, el derecho a la vida de grupos particularmente vulnerables como niños, refugiados y minorías raciales es protegido por los siguientes tratados internacionales:

Convención sobre el Estatuto de los Refugiados (1951) (artículo 33)
La Convención de los refugiados es importante puesto que prohíbe la expulsión o devolución forzada (el principio de non-refoulement) de personas que enfrentan una amenaza a sus vidas en su país de origen.

Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (1965)
Este es el tratado más extenso relacionado con los derechos de las minorías raciales y étnicas. Las violaciones relacionas al derecho a la vida y en particular la discriminación y el uso desmedido de la pena de muerte sobre las minorías étnicas y raciales han sido llevadas ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial el cual se encarga de la implementación de la Convención.

Convención sobre los Derechos del Niño (1989) (artículo 37)
Prohíbe la imposición de la pena de muerte a personas menores de 18 años en tiempo de guerra. En adición, algunos de sus artículos se relacionan con el aseguramiento del derecho de supervivencia a través de la provisión de comida, agua, atención médica, etc., necesarios para la vida misma.



[ Arriba ]


LA UNIÓN AFRICANA (ANTERIORMENTE ORGANIZACIÓN PARA LA UNIDAD AFRICANA, OUA)

Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (1981) (artículo 4)
El principal instrumento Africano sobre derechos humanos protege el derecho a la vida.

Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar de los Niños (1990) (artículo 5)
Este tratado protege los derechos del niño para la supervivencia y el desarrollo, lo cual significa ambos, el derecho a no ser sentenciado a muerte, y también, el derecho a ser proveído con los recursos adecuados para sobrevivir.


CONSEJO DE EUROPA

Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (1949) (artículo 2, 15)
Este tratado, comúnmente conocido como el Convenio Europeo sobre Derechos Humanos (CEDH), protege el derecho a la vida y establece las circunstancias bajo las cuales la privación de la vida no deberá ser vista como contraria a este artículo donde el uso de la fuerza no sea más que absolutamente necesario: a) en defensa de una persona contra una agresión ilegítima; b) para efectuar un arresto conforme a derecho o para impedir la evasión de una persona detenida legalmente; c) para prevenir, de acuerdo con la ley, una revuelta o insurrección (artículo 2). Asimismo, no permite la derogación de este principio ni siquiera en estado de urgencia excepto por muerte provenientes de actos lícitos de guerra (artículo 15).

Protocolo Nº 6 a la Convención Europea para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales relativo a la Abolición de la Pena de Muerte (1983)
Los Estados parte del protocolo deberán abolir la pena de muerte. Les permite mantener esta pena para ciertas situaciones en tiempos de guerra.

 

 

[ Arriba ]

 

UNIÓN EUROPEA

Carta Europea de los derechos fundamentales de la Unión Europea (2000) (artículo 2)
Este tratado defiende el derecho a la vida y prohíbe el uso de la pena de muerte.

 

 

ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA)

Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969) (artículo 4)
La Convención Americana protege el derecho a la vida y restringe las situaciones en que la pena de muerte puede ser utilizada. En los países que no han abolido la pena de muerte ésta puede ser aplicada sólo "por los delitos más graves, en cumplimiento de sentencia ejecutoriada de tribunal competente y de conformidad con una ley que establezca tal pena, dictada con anterioridad a la comisión del delito. Tampoco se extenderá su aplicación a los delitos en los cuales no se la aplique actualmente." También estipula que la pena de muerte no debe ser reestablecida en los países que la han abolido; no puede ser administrada por ofensas políticas o aplicada a personas que, al momento del crimen, hayan sido menores a 18 años o mayores de 70 años de edad, ni puede ser aplicada a mujeres embarazadas.

Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos Relativo a la Abolición de la Pena de Muerte (1990)
Cualquier nación que sea parte de la Convención Americana sobre Derechos Humanos puede firmar este Protocolo. Aquellos países que firman el Protocolo acuerdan el eliminar la pena de muerte, aunque pueden declarar, al firmar, la intención de conservar la pena de muerte en tiempo de guerra para crímenes militares serios, de acuerdo a la ley internacional. En este caso, el Estado está obligado a informar al Secretario General de la OEA de su legislación nacional con respecto al uso de la pena de muerte en caso de guerra.



[ Arriba ]

 


Organismos nacionales de servicio y protección

Los países que han ratificado estos tratados internacionales y regionales han acordado el cumplir con sus obligaciones bajo estas convenciones al implementar al mismo tiempo estas disposiciones al nivel nacional. Los países necesitan adoptar medidas legislativas apropiadas y proveer recursos judiciales para proteger el derecho a la vida.

La impunidad de los responsables es una de las razones principales del por qué las violaciones a los derechos humanos continúan. Este es el caso particular de las violaciones al derecho a la vida y la obligación de los gobiernos a identificar, llevar a la justicia y castigar a los responsables es innegable bajo los estándares de los derechos humanos. Los problemas y preocupaciones relacionados a la implementación en países específicos está bien documentada en los reportes del Relator Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias e las Naciones Unidas.

.


[ Arriba ]

 


Materiales para la defensa, la educación y la capacitación

Para defensores

Normas internacionales sobre la pena de muerte (Amnistía Internacional)
Este documento ofrece extractos de instrumentos internacionales y regionales (tratados, declaraciones) relevantes para la abolición o la restricción de la pena de muerte, ordenado por tema. Entre otras cosas, este documento establece salvaguardas y restricciones sobre la pena de muerte. El apéndice de este documento incluye los textos de las secciones relevantes de los instrumentos.

El Derecho a la Vida y la No-Discriminación (Comisión Asiática de Derechos Humanos)
Documento que introduce el principio de la no-discriminación y las convenciones y el derecho a la vida basado en el caso de suicidio del Obispo Católico John Joseph en Pakistán en 1998.

Manual de las Naciones Unidas sobre Ejecuciones Extralegales, Arbitrarias y Sumarias (Minnesota Advocates for Human Rights)
Esta guía provee una breve reseña de las instituciones relevantes y disponibles y los foros en donde el cumplimiento de los países con los estándares internacionales de derechos humanos puedan ser sujetos de procedimientos de monitoreo e implementación.


Para educadores

Planes de estudios de la pena de muerte para la nivel secundaria (Laboratorio de la Tecnología de Comunicación de la Universidad de Estado de Michigan y Centro de Informatión Sobre de la Pena de Muerte)
Este temario abarca la historia de la pena de muerte, argumentos a favor y en contra, casos de la corte sobre la pena de muerte y recursos adicionales. Este sitio incluye dos ejemplos de planes de estudio para profesores. Cada una de estos planes involucra una cantidad extensa de trabajo en grupo, simulaciones, escritura de ensayos persuasivos e individuales, y participación en clase.

 


[ Arriba ]



Otros recursos

Cursos y oportunidades de capacitación

Organizaciones que defienden la abolición de la pena de muerte

Día Internacional de la Abolición de la Pena de Muerte (1 de Marzo)

Día Mundial contra la Pena de Muerte (10 de Octubre)


[ Arriba ]



Terminología básica

pena capital o pena de muerte: pena de muerte prescrita por la ley por cometer un crimen

ejecuciones sumarias, arbitrarias o extrajudiciales: matanzas que no sean autorizadas por la ley como pena por un crimen pero llevadas a cabo por el Estado o Estado no actor generalmente por razones políticas

 

 

 

 

 

"Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona." (Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 3)

   
 

Fechas históricas

1786 - abolición de la pena de muerte en Toscana

1787 - abolición de la pena de muerte en Austria

1847 - el estado de Michigan (EUA) primer territorio de habla inglesa en el mundo en abolir la pena capital

1982 - Relator Especial sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias

1985 - el Consejo de Europa adopta el Protocolo a la Convención Europea relativo a la abolición de la pena de muerte

1989 - es adoptado el Segundo Protocolo Facultativo de la PIDCP sobre la abolición de la pena de muerte por la Asamblea General de la ONU

2000 - Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la Abolición de la Pena de Muerte

2003 - Corte Penal Internacional

Esta guía fue desarrollado por Asmita Naik. Traducción: Rosa Aida Del Bosque.

Copyright © Human Rights Education Associates (HREA), 2003. Todos los derechos reservados.