HREA -> Página Principal
Centro de Aprendizaje Centro de Recursos
Sobre HREA  |  Publicaciones  |  Calendario  

Guías de Estudio > El Derecho a la Familia

Introducción
Derechos en juego
Instrumentos regionales e internacionales para la protección y promoción
Organismos nacionales de servicio y protección
Materiales para la defensa, la educación y la capacitación
Otros recursos


Introducción

La familia es la unidad fundamental y natural de la sociedad y requiere la protección total del Estado. Las leyes de los derechos humanos reconocen el derecho de cada ser humano a casarse y formar una familia. Reconoce el ideal de la igualdad de derechos y el consentimiento de ambas partes al casarse, y trata de velar que no se cometan abusos que violen estos principios. No es normativo en relación a los tipos de familias y matrimonios que son aceptables, reconociendo tácitamente que hay diferentes formas de arreglos sociales alrededor del mundo.

La familia como unidad, puede hacerse vulnerable a la presión social, económica y política. Las leyes de los derechos humanos buscan fomentar la unidad de la familia especificando obligaciones estatales para mantenerla junta y unirla cuando se vean separadas, por ejemplo como resultado de una crisis de refugiados. Asimismo, insiste en los derechos de maternidad para las madres dándoles el tiempo y el espacio para que el lazo entre madre e hijo se desarrolle. También prescribe normas detalladas para el trato de los niños que carecen del cuidado de sus padres y requieren intervención estatal para ser adoptados o recibir una familia sustituta.



[ Arriba ]



Derechos en juego

a) El derecho de casarse y fundar una familia

La familia es reconocida como la unidad más natural y fundamental de la sociedad, es por eso que el derecho de casarse y formar una familia es protegido por los derechos humanos. Los derechos humanos no establecen los tipos de familias que sean vistos como aceptables puesto que hoy en día existen varias formas de familias y matrimonios.

Recientemente, el que estos derechos deban ser aplicados o no a parejas del mismo sexo, ha sido ampliamente discutido. Aunque la ley de los derechos humanos no trata específicamente sobre esto, una parte de su normatividad trata acerca del derecho a casarse y formar una familia, el derecho a la igualdad y a no ser discriminado. Por lo tanto, podemos asumir que las parejas homosexuales y lesbianas también deben ser protegidas por los derechos humanos.

b) Derechos iguales para el hombre y la mujer en la familia

La ley de los derechos humanos asigna derechos y obligaciones igual tanto para el hombre como para la mujer en el matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio. Sin embargo, en muchos países del mundo, la mujer no tiene una posición igual a la del hombre, ni en el matrimonio, ni en la vida familiar. Las leyes y la costumbre que gobiernan el estatus de la mujer en la familia muchas veces limitan tanto su rol como su capacidad jurídica. La posición de la mujer es determinada en relación a los miembros masculinos de la familia y puede afectar sus derechos, por ejemplo, el derecho a heredar la propiedad familiar. En algunos países, los derechos de la mujer, como la nacionalidad y ciudadanía, son coartados o negados por ley en varios aspectos al momento de contraer el matrimonio.

c) El derecho de contraer matrimonio con libre y pleno consentimiento

Según los tratados de los derechos humanos ningún matrimonio debe contraerse sino por la propia voluntad de cada uno de los futuros cónyuges. Hoy en día el matrimonio forzado, por razones económicas o culturales, es efectuado en muchos países del mundo. Los matrimonios forzados de niñas menores de 18 años es un área de particular preocupación. El matrimonio de niños es una violación a los derechos humanos. Se han llevado a cabo estudios en los que se demuestra que algunos riesgos de salud y la existencia de violencia doméstica pueden estar relacionados con matrimonios a temprana edad. Existen muchas campañas de derechos humanos dirigidas a la prevención de este tipo de matrimonios. Hay un tratado de 1965 que obliga a los Estados a determinar una edad mínima para el matrimonio. El tratado no estipula una edad mínima, ni tampoco el convenio de la ONU Sobre los Derechos de los Niños, el cual define al niño como una persona menor de 18 años; sin embargo, este tratado permite a cada Estado de definir su propio límite de edad para cualquier propósito bajo sus leyes nacionales.

d) El derecho de planificar una familia

El derecho de cada individuo para determinar libremente la cantidad y la planificación de sus hijos ha sido reconocido por la mayoría de las asambleas de la ONU como la de Teherán en 1968 y El Cairo en 1994 sobre la población y el desarrollo. Sin embargo, este concepto de ley no ha sido plasmando legalmente en algún tratado de derechos humanos y todo el problema de las programas respecto a la planificación de familia sigue siendo controversial por varias razones: miedo a hacer coercitivos programas de planificación familiar, la idea de que la planificación familiar promueve la promiscuidad; debates sobre abortar y el estatus del niño no nacido.

e) Derechos del niño al cuidado de sus padres

El derecho del niño al cuidado de sus padres se encuentra específicamente protegido en tratados sobre los derechos de los niños y establece las obligaciones del Estado para asegurar que los niños no sean separados de sus padres sin el proceso jurídico necesario, y para dar sostén a los padres y a la unidad familiar. Los estatutos relacionados con los derechos maternales sin duda apoyan el principio básico de que el lazo fundamental entre madre e hijo debe ser sostenido. Una variedad de convenios enfatizan la necesidad del Estado de proveer cuidado intensivo para las mujeres embarazadas, licencia de trabajo por maternidad, tanto antes como después del parto, el cual debe ser remunerada o con beneficios de seguridad social.

Las leyes sobre derechos humanos establecen los estándares que deberán observarse en relación al cuidado de los niños que no tienen padres. Asimismo, abarcan las situaciones que se presentan por familia sustituta, adopción tanto nacional como internacional. Lo más importante de estos principios es que aseguren que los intereses fundamentales de los niños sean observados y que los protejan en contra de la explotación y el abuso de que son vulnerables esta categoría de niños. Por último, también se protege a los niños para asegurar que sus padres cumplan con sus obligaciones en caso de disolución del matrimonio.

f) Derecho a la reunión familiar

Cuando padres e hijos residen en países diferentes, el Estado está obligado a facilitar el contacto y tramitar los requerimientos para entrar o salir del estado y que se reúnan de una manera humana y expedita. Estos derechos serán restringidos únicamente por razones de seguridad nacional y orden público. Este es un derecho particularmente importante que tienen los refugiados y existen procedimientos especiales en la mayoría de los países para reunificar a los padres refugiados con sus hijos. Los tratados en derechos humanos obligan al Estado a tomar medidas especiales para encontrar a los padres de un niño refugiado y separado de ellos y hacer todo lo posible por reunirlos.




[ Arriba ]



Instrumentos regionales e internacionales para la protección y promoción

Los instrumentos jurídicos internacionales toman la forma de tratados (también conocidos como acuerdos, convenios o protocolos) que obligan a los Estados contratantes. Cuando se termina de negociar, el texto de un tratado tiene el carácter de auténtico y definitivo, para lo cual los representantes de los Estados lo "firman". Existen varias formas por medio de las cuales un Estado manifiesta su consentimiento y acepta las obligaciones de un tratado. Las más comunes son la ratificación y la adhesión. Un nuevo tratado es "ratificado" por aquellos Estados que negociaron el instrumento. Un estado que no haya participado en las negociaciones puede, en una etapa posterior, "adherirse" al tratado. El tratado entra en vigor cuando un número predeterminado de Estados ratifica o adhiere al tratado.

Cuando un Estado ratifica o adhiere al tratado, dicho Estado puede realizar reservas a uno o más de los artículos del tratado, a no ser que el tratado las prohíba. Las reservas normalmente se pueden retirar en cualquier momento. En algunos países, los tratados internacionales priman sobre las leyes nacionales; mientras que en otros, se requiere de un proceso interno para dar al tratado internacional --a pesar de haber sido ratificado o adherido-- el carácter de ley nacional. Prácticamente todos los Estados que han ratificado o adherido a un tratado internacional deben expedir decretos, reformar la legislación existente o presentar nuevas leyes con el fin de que el tratado tenga efectos plenos dentro del territorio.

Los contratos obligatorios pueden ser usados para forzar a los gobiernos a cumplir las provisiones en los tratados relevantes para los derechos humanos. Los instrumentos no obligatorios, como son las declaraciones y resoluciones, pueden ser usadas en situaciones relevantes para avergonzar a los gobiernos con publicidad negativa; Los gobiernos, en consecuencia, si desean proteger su imagen internacional adaptaran eventualmente sus políticas. Muchos tratados internacionales tienen un mecanismo para controlar la implementación de un tratado.

Los siguientes tratados internacionales, regionales y mecanismos, determinan los criterios para los derechos de la familia:


NACIONES UNIDAS

Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) (artículo 16)
La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidades en 1948. Como se trata de una resolución, ésta no es legalmente obligatoria por si misma a pesar de las aseveraciones comunes en contrario. Sin embargo, ha establecido importantes principios y valores que mas tarde fueron contemplados en tratados legalmente obligatorios de la ONU. Asimismo, un número de estas previsiones, se ha convertido en parte del derecho consuetudinario internacional. El Artículo 16 apoya el concepto de la familia como la unidad natural y fundamental de la sociedad. Establece el derecho del hombre y de la mujer para casarse y fundar una familia, el derecho a la igualdad en el matrimonio y el libre consentimiento en éste.

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966) (artículo 10)
El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) fue adoptado por la Asamblea General en diciembre de 1996 y entró en vigor en 1976. Establece los principios propuestos en el DUDH y es legalmente obligatorio para todos los Estados que han firmado y ratificado sus provisiones. El artículo 10 reconoce algunos de los derechos humanos básicos en lo que concierne a la vida familiar y profundiza en los derechos de las madres embarazadas, licencia por maternidad y seguridad social.

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966) (artículo 23)
El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP) contiene los principios establecidos en el DUDH y es legalmente obligatorio para todos los estados que han firmado y ratificado sus provisiones.
El artículo 23 garantiza el derecho a la familia:
1. La familia es el grupo-unidad natural y fundamental de la sociedad y tiene el derecho a ser protegido por la sociedad y el Estado.
2. El derecho de cada hombre o mujer en edad casadera, de realizarlo y de fundar una familia será reconocido.
3. Ningún matrimonio se contraerá sin libre y pleno consentimiento de los futuros cónyuges.
4. Los Estados miembros de este Convenio tomarán medidas adecuadas para asegurar la igualdad de los derechos y responsabilidades de los futuros cónyuges antes, durante el matrimonio, y en caso de disolución del mismo. En el caso de este último, deberán tomarse medidas adecuadas para la protección necesaria de cualquier hijo.

Declaración sobre los principios sociales y jurídicos relativos a la protección y el bienestar de los niños, con particular referencia a la adopción y la colocación en hogares de guarda, en los planos nacional e internacional (1986)
Este documento establece parámetros importantes para la familia sustituta y la adopción, incluso la adopción internacional de niños que carecen del cuidado apropiado de sus padres.

Convención sobre el Consentimiento para el Matrimonio, la Edad Mínima para contraer Matrimonio y el Registro de los Matrimonios (1962)
This treaty reiterates the right to full consent and also requires states to establish a minimum age for marriage.

Recomendación sobre el Consentimiento para el Matrimonio, la Edad Mínima para contraer Matrimonio y el Registro de los Matrimonios (1965)

Los documentos de la ONU sobre la población el desarrollo, incluyendo la Conferencia celebrada en el 1994 sobre el Programa de Acción sobre Población y Desarrollo, la Declaración de Teherán 1968, la Cuarta Conferencia Mundial celebrado en Beijing en 1985, contienen los derechos de los individuos a planear una familia.

Por último, los tratados de la ONU que contienen categorías específicas de personas, también pueden ser usados para proteger los derechos de la familia:

Convención sobre el Estatuto de los Refugiados (1951) (artículo 12)
La Convención de la ONU relacionada con la situación de las personas refugiadas, establece las bases y principios establecidos y auspiciados por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR); señala normas relativas a los derechos de los refugiados y sus familias.

Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW) (1979) (artículo 9, 16)
El CEDAW es un tratado muy importante cuando se trata de la discriminación y el trato desigual de la mujer en relación a su posición en la familia; incluye previsiones sobre el matrimonio y la nacionalidad (artículo 9); igualdad y libre consentimiento; derechos y responsabilidades dentro del matrimonio, planificación familiar; maternidad y adopción; el derecho de la mujer a escoger el nombre de familia, profesión y trabajo; propiedad; edad mínima para casarse y el estricto registro del matrimonio (artículo 16).

Convención sobre los Derechos del Niño (1989) (artículo 9, 10, 20, 21, 22)
La Convención sobre los Derechos de los Niños (CDN) incluye la separación del niño de sus padres (artículo 9), la reunificación familiar (artículo 10 y 22) y las medidas para los niños que carecen cuidado de sus padres (artículos 20 y 21).

Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares (1990) (artículo 4, 44, 45, 50)
El tratado más reciente sobre los derechos humanos de la ONU entró en vigor el 1° de julio del 2003. Esta convención se refiere explícitamente a los trabajadores migratorios y a los "miembros de su familia" quienes han sido definidos como "personas casadas con los migrantes, o que tienen una relación que, por ley, es equivalente a un matrimonio, tanto como a sus hijos dependientes, así como otras personas dependientes que hayan sido reconocidas como miembros de la familia por ley o acuerdos bilaterales o multilaterales entre los Estados miembros" (artículo 4). El tratado reconoce que "la familia es la unidad natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a ser protegida por la sociedad y el Estado, así mismo, deberán tomar las precauciones apropiadas para asegurar la protección de las familias de los trabajadores migrantes". Los Estados también deben facilitar la reunificación familiar ya que los tratados afirman que, los Estados "deben considerar ofrecer trato igual, como se dicta en el párrafo 2 del presente artículo, a los otros miembros de familia de los trabajadores migrantes" (artículo 44). Los miembros de la familia de los trabajadores migrantes deberán disfrutar igualdad en el trato que las familias nacionales con respecto a, acceso a la educación, servicios sociales y sanidad y la participación en la vida cultural. El Estado también tiene que facilitar la integración de los hijos de los trabajadores migrantes en el sistema local de educación, particularmente la enseñanza del idioma local, la lengua materna y la cultura (artículo 45). Finalmente el tratado estipula que en caso de muerte del trabajador migrante o disolución del matrimonio, el Estado que provee el trabajo tiene que considerar dar gratificación de residencia a los miembros de familia del trabajador migrante (artículo 50).

 


[ Arriba ]


LA UNIÓN AFRICANA (ANTERIORMENTE ORGANIZACIÓN PARA LA UNIDAD AFRICANA, OUA)

Carta Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (1981) (artículo 18)
El artículo 18 de este tratado mantiene la importancia de la unidad de la familia, promueve la eliminación de la discriminación contra la mujer, y hace una mención especial a los derechos de las personas mayores de edad y las personas discapacitadas a medidas especiales de protección.

Carta Africana sobre los Derechos y el Bienestar de los Niños (1990) (artículo 18, 19, 24, 25, 30)
Este tratado establece que la familia es la unidad natural y fundamental de la sociedad y debe recibir la protección y el apoyo del Estado. El Estado debe tomar medidas apropiadas para asegurar la igualdad de derechos y responsabilidades de los esposos en relación con los hijos durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio (artículo 18). Este tratado también contiene provisiones sobre los derechos de los niños al cuidado de sus padres (artículo 19), las obligaciones del Estado de asegurar que los niños no sean separados de sus padres sino como consecuencia de una decisión judicial; (artículo 25), las responsabilidades de los padres y el apoyo que debe ser proveído por el Estado, las normas que aplicarán a los niños que carecen del cuidado de sus padres, la adopción internacional (artículo 24), los niños de madres encarceladas (artículo 3).

 

 

CONSEJO DE EUROPA

Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (1950) (artículo 9, 12)
Este tratado, generalmente conocido como el Convenio Europeo de los Derechos Humanos (CEDH), protege los derechos al respeto de la vida privada y familiar, al hogar y la correspondencia (artículo 9), y asegura el derecho a contraerse el matrimonio y fundar una familia a la mujer o el hombre en la edad nubil según la ley nacional del ejercicio de este derecho.

Carta Europea Social (1961) (artículo 16)
Este tratado establece el derecho de la familia a tener protección social, jurídica y económica bajo el artículo 16, cubriendo además temas como derechos de maternidad, beneficios sociales para las familias, etc. Los Estados están obligados a entregar un reporte cada 2 años el cual es examinado por un comité de expertos.

 

[ Arriba ]

 

 

UNIÓN EUROPEA

Carta Europea de los derechos fundamentales de la Unión Europea (2000) (artículo 7, 9)
La Carta europea codifica los derechos humanos con respecto a la vida privada y familiar, hogar y comunicaciones y el derecho a casarse y el derecho a fundar una familia, la cual será garantizada de acuerdo a las leyes del gobierno donde se ejerciten estos derechos.



ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS (OEA)

Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969) (artículo 17)
El convenio reconoce que "la familia es la unidad natural y elemental de la sociedad, y debe recibir protección, tanto de la sociedad, como el apoyo del Estado. Reconoce el derecho de cada hombre o mujer en edad casadera de casarse y fundar una familia. " si se reúnen las condiciones requeridas por las leyes nacionales y dichas condiciones no afectan el principio de no-discriminación establecido por este convenio". Asimismo afirma que el matrimonio requiere libre y pleno consentimiento de los futuros cónyuges, igualdad de derechos y el balance de las responsabilidades de los esposos durante el matrimonio y en el caso la disolución de éste,, la protección de los hijos en caso de disolución , y asegura la igualdad de derechos de los niños nacidos fuera de matrimonio y los niños nacidos dentro del matrimonio.


[ Arriba ]


Organismos nacionales de servicio y protección

Los países que han ratificado estos tratados internacionales y regionales se han obligado a cumplir con las obligaciones establecidas bajo estos convenios y a implementar dichas provisiones a nivel nacional. Los Estados necesitan adoptar medidas jurídicas apropiadas y deben establecer las soluciones judiciales para mantener los derechos de la familia.

 


[ Arriba ]

 


Materiales para la defensa, la educación y la capacitación

Para defensores

El Derecho al Respeto de una Vida Privada y Familiar. Una guía sobre la implementación del artículo 8 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (Consejo de Europa)
Guía práctica sobre la interpretación y la implementación de los derechos humanos que la Corte Europea ha hecho sobre la vida privada y familiar (artículo 8 del Convenio europeo sobre los derechos humanos).


Para educadores

I Now Pronounce You... Same-Sex Marriage Legislation (Gay Lesbian and Straight Network)
En esta actividad, los estudiantes aplicarán la historia de "separados pero iguales" de la época de la segregación racial a la pregunta hecha antes de las leyes de Vermont (EE.UU.). Los estudiantes tienen que asumir el papel de consejeros, haciendo recomendaciones a la legislatura de Vermont basadas en las leyes internacional de los derechos humanos y las leyes de otros países.

Enseñar para los derechos humanos: educación infantil y cursos 1º a 4º de educación primaria (Ralph Pettman, con Joan Braham, Lynette Johnston, Elke Muzik, Kath Lock, Stephanie O'Laughlin Peters, Diana Smythe)
Este guía para maestros de preprimaria y primaria básica contiene recomendaciones específicas, basadas en la realidad, sobre qué hacer y porque para estimular la autoestima y tolerancia social del niño.

Enseñar para los derechos humanos: cursos 5º a 10º (Ralph Pettman, con Colin Henry)
Este manual para docentes y maestros contiene recomendaciones específicas, basadas en la realidad, sobre qué hacer y porque para estimular la autoestima y tolerancia social del niño.

 


[ Arriba ]



Otros recursos

Cursos y oportunidades de capacitación

Organizacions que defienden y educan sobre los derechos de la familia


[ Arriba ]



 

 

 

 

 

 

 

 

"Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia..." (Declaración Universal de los Derechos Humanos, Artículo 16)

   
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta guía fue desarrollado por Asmita Naik. Traducción: Donna Drommond & Rosa Aida Del Bosque.

Copyright © Human Rights Education Associates (HREA), 2003. Todos los derechos reservados.